Redes Sociales

Buscar

User Login

PENTECOSTES

 

 

 Pentecostés  es el término con el que se define la fiesta del quincuagésimo día del Tiempo Pascual. Se trata de una festividad que pone término al tiempo de pascua y que configura la culminación solemne de la misma Pascua, su colofón y su coronamiento.

 Durante Pentecostés se celebra la venida del Espíritu Santo y el inicio de las actividades de la Iglesia. Por ello también se le conoce como la celebración del Espíritu Santo. En la liturgia católica es la fiesta más importante después de la Pascua y la Navidad

 En las narraciones sobre Pentecostés de los Hechos de los Apóstoles, se le adjudica al Espíritu Santo características milagrosas, carismas: él ofrece valentía y libertad, posibilita la comprensión y fortifica una comunidad universal.

 El fondo histórico de tal celebración se basa en la fiesta semanal judía llamada Shavuot, fiesta de las semanas, durante la cual se celebra el quincuagésimo día de la aparición de Dios en el monte Sinaí. Por lo tanto, en el día de Pentecostés también se celebra la entrega de la Ley, los mandamientos, al pueblo de Israel. Por designio divino, esta fiesta que los judíos celebraban con tanta alegría se convirtió en la fiesta de la «Nueva Alianza», la de la venida del Espíritu Santo con todos sus dones y frutos.

 No hay registros de la celebración de esta fiesta en el siglo I con connotaciones cristianas. Las primeras alusiones a su celebración se encuentran en escritos de san IreneoTertuliano y Orígenes, a fines del siglo II y principios del siglo III. Ya en el siglo IV hay testimonios de que en las grandes Iglesias de Constantinopla, Roma y Milán, así como en la península ibérica, se festejaba el último día de la cincuentena pascual por lo que esta cincuentena está íntimamente unida a la memoria de Pentecostés.

 En el cristianismo, Pentecostés es el fruto de la obra realizada por Cristo, el resultado de sus merecimientos. En el Nuevo Testamento se dice a veces que fue el mismo Cristo simplemente quien envió al Paráclito, también traducido como Consolador, en referencia al Espíritu Santo. Otras veces que fue el Padre pero, o bien a ruegos de Cristo,o bien en nombre de Cristo.En una ocasión se afirma que lo envió Cristo de parte del Padre

 Fue Simón Pedro el primero en explicitar el significado del acontecimiento de Pentecostés en su discurso pronunciado ese mismo día. Era el comienzo de la efusión del Espíritu Santo que Dios había prometido para la plenitud de los tiempos.

 En el Nuevo Testamento, el Espíritu Santo aparece moviendo a Jesús durante toda su vida. Fue el Espíritu Santo quien cubrió el seno materno de María antes de que Jesús naciera. Más tarde, descendió de forma visible en el momento del bautismo de Jesús, y posteriormente lo condujo al desierto para devolverlo luego a Galilea.

 Hasta la muerte de Jesús, el Espíritu Santo parecía estar circunscrito a los límites normales de su individualidad humana y de su radio de acción. Pero cuando murió, entregó su espíritu a Dios. Se suele interpretar que esa entrega se derrama de inmediato sobre la Iglesia, por lo cual en el Evangelio de Juan aparece Jesús dándoles el Espíritu.

 En la Iglesia, la venida del Espíritu Santo en Pentecostés no fue un hecho aislado sino que la está santificando continuamente, también a cada alma a través de sus innumerables inspiraciones.

 Pentecostés es la confirmación de la promesa de Jesús: Dentro de pocos días seréis bautizados en el Espíritu Santo.