Redes Sociales

Buscar

User Login

ALFOMBRA FLORAL 2019.ENTREVISTA A FRAY MARCELO

Alfombra floral 2019. Entrevista a Fray Marcelo

   ALFOMBRA FLORAL DEL CORPUS CRISTI  EN PARROQUOA SAN XOAN DE POIO

 

 

 

 En este junio caprichoso han coincido en la Parroquia de San Juan de Poio dos grandes acontecimientos: la celebración del Corpus Cristi y la de su patrono, San Juan, con su pregón, hoguera y buenas sardinas.

 Fray Marcelo, enamorado de la huerta y de sus animalitos, nos detalla el sacrificio y trabajo de los feligreses confeccionando estas hermosas alfombras de flores primaverales. Lleva más de 30 años en este histórico monasterio. Es de Valladolid. Con su sencillez, su sonrisa, nos comenta:

 

 ¡Los preparativos son de mucho tesón y esfuerzo! Tuvimos que recopilar árnica, papullo, carrasco, margaritas, semillas y lentejas. La base se confecciona un mes antes y la guardamos en nuestro hórreo, el más grande del mundo. Colaboran varias personas en todos estos menesteres.

 Los dibujos los diseñan entre varios parroquianos. Con tiza los van colocando en el campillo mercedario de San Juan.

 Este año, al coincidir las dos festividades juntas, no fue impedimento que los fieles iniciasen las labores de estas bellas, sencillas alfombras; impregnadas de cariño y fervor al Altísimo. El inicio fue a las nueve de la noche. Gran colaboración entre mercedarios, párroco y nuestros fervorosos parroquianos.

 Al finalizar, el párroco, emocionado, transmite su agradecimiento a grupos matrimoniales, jóvenes, a todos, por sus desvelos y labor desinteresada. ¡Es cierto! La unidad, respetándose mutuamente, une y crea vínculos de sincera convivencia.

 

 Fray Marcelo, ¿Cuál es el origen de esta festividad?


 Según documentos, la celebración del Corpus se inicia en el siglo XII. No está muy documentado las alfombras. Fueron surgiendo por iniciativa del pueblos, llegando a nuestros días con la creación de alfombras competitivas: Puenteareas, Redondela... hoy, en todas las parroquias. Es un evento de religiosidad y belleza artística de los pueblos que sienten el mensaje cristiano y la tradición popular. Es grato ver cómo se vive una noche elaborando una alfombra florida. En las imágenes pueden opinar sobre el gran ingenio de nuestra parroquia.

 

 Lleva varios años en el monasterio; ¿que representa para usted, para el ayuntamiento, provincia, el mundo?


 Es un monasterio de mucha historia. Argumentan que lo fundó San Fructuoso o sus discípulos. Hay un documento del 940 que no clarifica bien sobre este hecho. Los historiadores pueden esclarecer ciertos interrogantes. La certeza es que los benedictinos ocuparon este monasterio en el siglo XV. En él estuvo el Padre Feijoo impartiendo clases y visitas de su amigo el Padre Sarmiento, siglo XVIII. Nosotros llegamos en 1890. Tuvimos que reconstruir todo el monasterio y la iglesia, con el esfuerzo de los mercedarios y parroquianos. En 1903 se fundó la escuela nocturna, que ayudó a muchos jóvenes de este ayuntamiento y alrededores. La Scola Cantorum fue un referente nacional, con su "Salve Sabatina". Iniciaron la escuela de mosaicos y cantería.

 En la actualidad el monasterio necesita de reparaciones. En la iglesia hay goteras, los claustros y la belleza arquitectónica necesita urgente reparación. Nuestro alcalde ya envió a la Diputación el informe de estos deterioros. Esperemos que alcancen los presupuestos para su conservación. 

 

 ¿Conoce alguna leyenda o historia sobre esta celebraciones?


 Hemos celebrados la festividad del Corpus. ¡Y la de San Juan!. Coincide la víspera con dicha celebración y la leyenda de Santa Trahamunda. Cita del Padre Sarmiento en su glosario Voces de la Lengua Gallega: En un lugar de San Martiño, cerca de Poio, hubo un convento antiquísimo de monjas; quedan vestigios de que hubo una capilla dedicada a dicho santo. En donde se supone vivió como abadesa o monja santa Trahamunda.

 En el siglo XI hubo uno de los ataques de piratas moros. Aniquilaban a los habitantes al paso, llenándose el cielo de gritos de terror, retronaba la tierra. Estaban en sus rezos las monjas; se llenaron de espanto. Santa Trahamunda, fortalecida por su fe, se enfrentó Hassan-ben-Melik, jefe moro que había saqueado Poyo, Combarro... apoderándose de un fabuloso botín y numerosos esclavos. La santa le espetó: Señor, en nombre de Dios Único a quien adoro y sirvo, detén tus tropas y no pises estos umbrales, a no ser que vengas en son de paz y a llorar tus culpas.

 En un anochecer del 23 de junio, víspera de San Juan, impaciente rogó al Señor: Cuanto deseo estar mañana en San Juan de Poio, para celebrar esta fiesta en oración contigo y venerar al Bendito Bautista. La penumbra de la mazmorra se iluminó y una voz angelical le susurró que se cumpliría su deseo.

Tomó una rama de palmera y los ángeles las trasportaron hasta el atrio de San Juan de Poio. Plantó la rama de la palmera, a veinte pasos ante la iglesia; floreció y estuvo fresca y verde hasta el año 1578. Trastornada por el milagro descansó en el crucero: Los romeros, al amanecer, la encontraron dormida, llena de aroma y encanto. Despertó y al cruzar los umbrales apoyó su frente en el frio de las losas, sepultura de santidad. Los romeros le preguntaban, con timidez, con ternura: Soy Trahamunda, la monja de San Martín, que hace once años cayó en poder del moro. Ayer me encontraba en  Córdoba, y ahora escucho las vísperas en San Juan de Poio.

 Ya ve. Le cuento lo que he leído. Mañana, 25 se celebra la festividad de esta Santa, muy querida en esta parroquia. Tiene una capilla, donde se puede admirar su féretro de piedra.

 

 

 

 

 

 

Parroquia de San Juan de Poio – Monasterio Mercedario.

22 de junio del 2019