Redes Sociales

Buscar

User Login

La asunción de la Virgen María

 

La Asunción de María

 

   Asunción de María  o Asunción de la Virgen es la creencia, de acuerdo a la tradición y teología   de la Iglesia católica, de que el cuerpo y alma de la Virgen María, la madre de Jesucristo, fueron llevados al Paraíso después de terminar sus días en la tierra. Sobre la muerte de María no hay datos concluyentes sean bíblicos o históricos ni del lugar, algunos señalan Éfeso o Jerusalén, ni del modo.

  Este traslado es llamado Asunción de la Bienaventurada Virgen María por los católicos romanos, cuya doctrina fue definida como dogma de fe, verdad de la que no puede dudarse, por el papa Pío XII el 1 de noviembre de 1950. La Iglesia católica celebra esta fiesta en honor de María en Oriente desde el siglo VI y en Roma desde el siglo VII. La festividad se celebra el 15 de agosto.

  La primera referencia oficial a la Asunción se halla en la liturgia oriental; en el siglo IV se celebraba la fiesta de El Recuerdo de María que conmemoraba la entrada al cielo de la Virgen María y donde se hacía referencia a su asunción. Esta fiesta en el siglo VI fue llamada   Dormición de María ,  donde se celebraba la muerte, resurrección y asunción de María.

  Debido a factores políticos y lingüísticos, ya que las relaciones con oriente eran tensas y el griego no se dominaba todavía, la doctrina de la Asunción de María no fue desarrollada sino hasta el siglo XII donde aparece un tratado  atribuido a san Agustín, en el cual aceptaba la asunción corporal de MaríaSanto Tomás de Aquino y otros grandes teólogos se declararon en su favor.

  En 1849 llegaron las primeras peticiones al Vaticano de parte de los obispos para que la Asunción se declarara como doctrina de fe; estas peticiones aumentaron conforme pasaron los años. Cuando el papa Pío XII consultó al episcopado en 1946 por medio de la carta Deiparae Virginis Mariae, la afirmación de que fuera declarada dogma fue casi unánime.

  Así el 1 de noviembre de 1950 se publicó la bula Munificentissimus Deus en la cual el Papa, basado en la tradición de la Iglesia católica, tomando en cuenta los testimonios de la liturgia, la creencia de los fieles guiados por sus pastores, los testimonios de los Padres y Doctores de la Iglesia y por el consenso de los obispos del mundo, declaraba como dogma de fe la Asunción de la Virgen María.