Redes Sociales

Buscar

User Login

Intenciones de la semana

 

 IIIª SEMANA DE ADVIENTO -  17 al 23 de DICIEMBRE de 2017

 

 

 

DIA /SEM

 

DÍA

 

HORA

 

INTENCIÓN DE LA MISA

 

LUGAR

DOMINGO

17

9,30

12,00

18,30

 

M . P

LEONOR NIETO LÓPEZ

ROCÍO GÓMEZ VAAMONDE y CELESTINO VILAR MANTEIGA

 

Casalvito

LUNES

18

18,30

ÁVELINA BARRAL GARCÍA y MANUEL MARTÍNEZ Vilariño

MARTES

19

18,30 JOSÉ MARTÍNEZ LORES y su madre CARMEN LORES Casal

MIÉRCOLES

20

18,30

DOLORES LÓPEZ GRAÑA y difuntos de la familia. Vilariño

JUEVES

21 18,30 DORINDA ABOAL, ENRIQUE OTERO y AQUILNO ABOAL Albar

VIERNES

22

18,30

19,30

ANDRÉS AGÍS RODRÍGUEZ

FUNERAL ANIVERSARIO.- Mª CARMEN PANADERO G.

Casalvito

 

SABADO

23

18,30 DOLORES BARREIRO Escusa
DOMINGO 24

9,30

12,00

18,30

M . P

JOSÉ ANTONIO VILLAVERDE LAINS

MARÍA ÁNGELES
 

Sartal

 

 


Me alegro con mi Dios.

 

 

 

 

 

IIª SEMANA ADVIENTO - 10 al 16 de DICIEMBRE 2017

 

 

 

DIA /SEM

 

DÍA

HORA

INTENCIÓN DE LA MISA

LUGAR

DOMINGO 10

9,30

12,00

18,30

M . P

JESUSA TILVE SOTO

JOSÉ FERNÁNDEZ DOS SANTOS

Coruxa

Fontenla

LUNES

11

18,30

MANUEL ABAL GONZÁLEZ, EUGENIO ALVARIÑAS  y DORINDA NACEMENTO Casal

MARTES

12 18,30

CARMEN BARRAL GARCÍA y JOSÉ IGLESIAS PAZ

Vilariño

MIÉRCOLES

13 18,30 CONCEPCIÓN VAAMONDE --------

JUEVES

14 18,30 DIGNA BALBOA SILVA Cantar

VIERNES

15 18,30 JUAN LÓPEZ Sartal

SÁBADO

16

18,30 PEREGRINA ARÍS CASTRO, VICENTE PÉREZ LÓPEZ, JOSÉ ARÍS ARÍS y difuntos de la familia Vilariño
DOMINGO 17

9,30

12,00

18,30

M . P

LEONOR NIETO LÓPEZ

ROCÍO GÓMEZ VAAMONDE y CELESTINO VILAR MANTEIGA

 

Casalvito

 

Muéstranos, Señor, tu misericordia

y danos tu salvación.

 

 

 

 

AVISOS

 

 

CAMBIO DE HORARIO

 

   A partir del día 29/X damos comienzo al horario de invierno de celebraciones o misas.

  Quedarán de la siguiente manera:

               Domingos y festivos: 9,30  -  12,00  y  18,30 h

               Laborables: 18,30 .

---------------------

   El viernes, dia 22/XII, a las 19,30 h, celebramos el FUNERAL ANIVERSARIO por nuestra hermana Mª carmen Panadero G.

---------------------

 

 

ORAMOS POR NUESTROS DIFUNTOS



Orar por aquellos/as que nos han precedido

es signo de agradecimiento por tantas cosas

que nos dejaron, especialmente por el don de

la FE y el regalo de la vida

Orar por los que cerraron los ojos a este

mundo, es creer firmemente en la promesa de

Jesús: ¡Resucitaremos!

Orar por nuestros familiares difuntos, es

establecer un dialogo con Dios para que lejos

de olvidarlos-un padre nunca olvida a sus

hijos-los acoja cerca de El, perdone sus

errores y, un día les devuelva a la vida.

Con ese fin, para mantenerlos vivos en

nuestra memoria, para que nunca falte una

lámpara encendida en nuestro recuerdo, para

que - desde la otra orilla – intercedan por los

que permanecemos en este mundo oremos y

pongamos una luz, en maños de Dios

pongamos con esperanza a nuestros seres queridos.

La vida no termina se tranforma.

 

 

 

 

     

 

 

Oremos   por nuestros hermanos difuntos

 

 

   Funeral comunitario del mes de NOVIEMBRE.

   Día 24, VIERNES, a las 18,30 h.

 

   Cumplen ANIVERSARIO de su muerte en este mes, nuestros hermanos difuntos que     recordamos en nuestra oración y sufragios:

 

ANIVERSARIO

 

LUGAR

 

 PEREGRINA POUSADA MUÑÍZ

Campelo X    

 CÁNDIDO ALVARIÑAS ESPERÓN

Molino X    

 Mª ORFILIA GONZÁLEZ DACOSTA

-------- X    

 FERNANDO CARLOS ROMAY GRAÑA

-------- X    

 Mª del CARMEN PÉREZ BAÑOS

-------- X    

                  JULIA PRADO IGLESIAS

--------   X  

                  EMILIO POUSADA ABAL

Campelo   X  

                  MANUEL MARTÍNEZ GONZÁLEZ

Vilariño   X  

                   JESÚSA TILVE SOTO

Casal   X  

                   LUIS ALBAR CARBALLA

Campelo   X  

                                      BENIGNO BECEIRA VARGAS

Casal     X

                                      FRANCISCO COUSELO LODEIRO        

Seca     X
                                      ELVIRA OUTEDA ESPERÓN Seara  

 

X

y

José Manuel Martínez, Claudina Estévez, Enedina López García y Estrella Carballa

       

 

 

   HERMANOS: Oremos juntos en común suplicando al Señor por nuestros hermanos difuntos, por la Iglesia, por la paz del mundo y por nuestra salvación.

 

 

       DALES, SEÑOR EL DESCANSO ETERNO Y

 

BRILLE PARA ELLOS

 

 LA LUZ ETERNA

 

D E S C A N S E N     E N     PAZ

      

(La cruz (X) indica el aniversario que corresponde a nuestros difuntos)

 

    Parroquia del Monasterio de Poio

 

 

 

 

  Vamos a ser realistas: el tema de la muerte nos asusta. Sabemos que tenemos que morir. Pero ese paso nos aterra. Supone el fin del terreno conocido, de las relaciones que nos mantienen, que nos hacen felices. Supone una frontera más allá de la cual todo es oscuro, todo conjeturas, todo imaginación. Y si nos asusta es precisamente porque no queremos morir, porque amamos la vida. Porque la vida, nuestra vida, mi vida, es un regalo excepcional que, cuando nos paramos a pensar, nos damos cuenta de que no agradecemos nunca del todo. Tenemos problemas. La vida es trabajo y esfuerzo. Supone muchos conflictos. Pero también tiene momentos absolutamente geniales que nos hacen tocar un mundo diferente, lleno de plenitud, de Vida con mayúsculas. Sólo por esos momentos diríamos que la vida vale la pena. Pero esos momentos buenos también nos hacen ver con más claridad, y según van pasando los años, lo que la vida tiene de muerte. Lo que pesa el paso infatigable del tiempo que se nos escapa entre las manos casi sin darnos cuenta. 

   Jesús nos habla de vida eterna, de vida plena, de vida para siempre. Su palabra es promesa, es fe, es esperanza. Su palabra se basa en su experiencia del Padre Dios, que es padre de amor, padre de vida, padre que no quiere nuestra muerte sino nuestra vida. 

   Lo bueno de esto es que la promesa de Dios está ahí y es más fuerte que nuestras ideas sobre ella. Podemos fiarnos o no fiarnos de ella. Pero eso no cambia a Dios. Su amor es más fuerte que lo que nosotros pensemos de él. Dios nos quiere a todos porque todos somos sus hijos. Los que lo conocemos y confesamos y los que, por las razones que sean, lo desconocen o niegan. 

  Lo que puede ser muy diferente es nuestra actitud ante la vida si confiamos en su palabra. Desde la fe no hay lugar para la desesperación ni para el abandono. Desde la fe se establece una base para la solidaridad con los hermanos y hermanas. Desde la fe experimentamos el amor del Padre y lo compartimos con los que viven con nosotros. Desde la fe anticipamos ya el gozo de la resurrección y sabemos que esta vida nuestra no es más que una semilla, un comienzo, de algo mucho más grande y mejor que Dios nos tiene reservado al final del camino.