Redes Sociales

Buscar

User Login

Formación

        

 

 

SANTIAGO, UNA DIÓCESIS APOSTÓLICA

 

  La tradición cristiana sostiene que el apóstol Santiago, que fue discípulo de Jesús de Nazaret, llegó hasta estas tierras de Galicia predicando el Evangelio, donde se propagó el mensaje salvador del cristianismo, se formaron las primeras comunidades cristianas y se estableció una sede episcopal.

  La tradición jacobea refiere que, despues de haber sido decapitado en Jerusalén,en el año 44, su cuerpo fue trasladado por sus discípulos hasta el puerto de Iría Flavia, actual Padrón. Desde allí, por tierra, lo trajeron hasta el montículo de Libredom, Compostela, en cuyo lugar recibió sepultura.

  Desde entonces, Santiago de Compostela se convirtió en el centro religioso y cultural de Europa. Allí acuden peregrinos de todas las partes del mundo, de todas las lenguas y culturas que, después de recorrer el Camino, vienen a postrarse ante el Apóstol,para abrazar su imagen y rezar ante su sepulcro.

  La Diócesis de Santiago se gloría de tener orígen apostólico y, en consecuencia, de poseer una más viva relación con la fe de los Apóstoles.Hoy nosotros, los diocesanos, como depositarios de esa fe, tenemos que agradecer a tantos que supieron transmitirla y responsabilizarnos para mantenerla con fidelidad y comprometernos para saber comunicarla a las nuevas generaciones.

 

UNA DIÓCESIS EVANGELIZADORA

 

La Diócesis realiza su misión a través de múltiples tareas

 

   -  La Diócesis anuncia la Palabra de Dios.

   -  La Diócesis educa en la fe.

   -  La Diócesis ora al Padre por todos.

   -  La Diócesis celebra los sacramentos.

   -  La Diócesis vive el amor y el servicio.

   -  Una Diócesis en sínodo.

   -  La Diócesis somos todos = amar la Diócesis.

   -  La Diócesis es de todos = vivir en comunión.

   -  La Diócesis es para todos = ejercer la corresponsabilidad