Redes Sociales

Buscar

User Login

REFLEXIONES ACERCA DE LA ENSEÑANZA RELIGIOSA

Reflexiones acerca de la Enseñanza Religiosa

 Estamos viviendo en una sociedad donde lo religioso no es valorado, dando como resultado que las chicas y chicos “pasan” de casi todo ello.

 En este momento tan delicado en el que se está tramitando una modificación de la ley educativa que recorta derechos de los padres y suprime aspectos importantes de la asignatura de religión, es necesario tener en cuenta unas reflexiones, que podrían aplicarse a las demás Confesiones religiosas,  acerca de la situación, puesto que mediante la Enseñanza Religiosa más de 120.000 alumnos de nuestra Diócesis entre 3 y 16 años reciben una hora semanal de formación religiosa en  parroquias  y colegios.

 Por ello, hay que exigir:

 1.- Que se garantice su presencia. Pues la presencia de la Religión Católica no es, como a menudo se afirma, ni una imposición de la Iglesia ni una concesión de un Gobierno, por diversas razones:

            - Por una educación plena e integral de alumno.

            - Por respeto a los derechos de los padres.

            - Por su reconocimiento en todas las leyes educativas.

            - Por su reconocimiento en toda Europa.

            - Por la solicitud de la mayoría de los padres todos los años.

   2.- Que esté plenamente integrada dentro del Sistema Educativo.

   3.- Que sea materia equiparable a las fundamentales.

   4.- Que se respeten sus formas de presencia.

   5.- Que sea plena su valoración académica.

   6.- Que su elección no suponga discriminación alguna para los alumnos.

 Por otra parte, la sociedad debe tener claras las respuestas que han de darse a las objeciones que suelen ponerse:

   a.- Si el estado es laico no debe haber religión en la escuela. El estado es no confesional, no confiesa ninguna religión pero debe respetar a todas sin imponer ni “una religión” ni la “no religión”.

   b.- La Enseñanza Religiosa es un adoctrinamiento religioso. La Religión no se impone. Hace una oferta de creencias y valores para quienes quieran aceptarlos.

   c.- Si se quiere Enseñanza Religiosa, que se imparta en la Parroquia. La Escuela y la Parroquia tienen finalidades diferentes y colaboran juntas a una mejor educación.

   d.- La religión es obligatoria. No es cierto, es optativa.

  e.- Deben estar presentes todas las religiones. Ya están. Hay oferta de religión católica, evangélica e islámica.

  f.- En la escuela se evalúa la fe. No es cierto; tan solo se evalúan los conocimientos y el espíritu de trabajo. La fe y la vivencia cristiana son cosas de la parroquia.

 Por todo lo anterior, hacemos un llamamiento a los padres para que, ejerciendo sus derechos y responsabilidades, opten por:

 

Elegir la Enseñanza Religiosa para sus hijos.