Redes Sociales

Buscar

User Login

Acciones de la iglesia católica

 

ACCIONES DE LA IGLESIA

 

Una historia larga y fecunda

 

 

La presencia de la Iglesia en nuestra tierra no es nada corta. Durante siglos, desde la época apostólica, las comunidades cristianas han anunciado, celebrado y compartido el amor de Dios a este mundo.

 La presencia de la Iglesia ha sido fecunda en primer lugar en el aspecto religioso pero, también, en el ámbito de la cultura, asistencial y muchos otros.

 

La Iglesia en España

 

 En España hay 69 diócesis territoriales y una diócesis castrense. A ellas pertenecen actualmente las 23071 parroquias que son atendidas por 18813 sacerdotes.

 La vida consagrada en nuestro país realiza también la misión de la Iglesia desde campos como la educación, asistencia sanitaria y social o la formación con la dedicación de 57531 religiosos.

 Además, miles de seglares contribuyen con su tiempo, dedicación y trabajo a hacer presente el mensaje del evangelio en la sociedad.

 

23.071 parroquias

18.813 sacerdotes

57.531 religiosos

819 monasterios

2600 centros educativos religiosos

47,6 millones de horas de actividad pastoral

 

Actividad evangelizadora

 

 Las palabras de Jesús en el Evangelio resuenan todavía en nuestros días como impulso para la misión: Id al mundo entero y anunciad el Evangelio. Dios, que es amor, llama a compartir y hacer presente su amor en todo el mundo.

 A esta misión se dedican millones de personas en España: catequistas, profesores, grupos parroquiales, grupos de jóvenes, etc. llevando a cada ciudad, a cada pueblo o, incluso, al lugar más lejano o más pequeño, la noticia de la salvación de Jesús.

 La Iglesia misionera lleva el anuncio del Evangelio a los cinco continentes de la mano de personas que han hecho de esta misión su vida entera y han salido a otros países a continuar ese anuncio. Siguen así los pasos de San Pablo, San Francisco Javier, San Antonio Mª Claret y tantos otros.

 

 

Hay 13.000 misioneros, sacerdotes, religiosos y laicos españoles en el mundo.

104.995 catequistas

12,9% en África

10,5% en Europa.

6,1% en Asia

0,3% en Oceanía

70,2% en América

 

Actividad celebrativa. La Iglesia con sus fieles.

 

 

 Además de anunciar la salvación, la Iglesia celebra esta buena noticia en cada uno de los sacramentos.

 Los momentos esenciales de la vida de las personas tienen su reflejo en la celebración de los sacramentos, de los que se nutre la vida del cristiano, de manera especial en la eucaristía y en el sacramento del perdón. Ellos y todos los demás, son signos visibles de la cercanía de Dios a su pueblo.

 La salvación de Dios a todos los hombres se anuncia y celebra en las más de 23.000 parroquias, capillas, ermitas o catedrales a lo largo y ancho de España. Al mismo tiempo, numerosas celebraciones populares y peregrinaciones desplazan a millones de personas para celebrar la fe en momentos especiales de su vida.

 

9,5 millones de eucaristías se celebran cada año.

10 millones de personas asisten regularmente a misa.

240.282 bautizos.

244.252 primeras comuniones.

116.787 confirmaciones.

52.495 matrimonios.

23.624 unciones de enfermos.

 

Actividad pastoral. Los caminos de la Iglesia.

 

 

 La Iglesia, a través de la actividad pastoral, también se encarga de acompañar personalmente a los fieles en su día a día y en los momentos más esenciales de su vida.

 Un acompañamiento que se realiza en las parroquias, visitas a hospitales, residencias, cárceles, instituciones caritativas, atención y acompañamiento a las familias, voluntariado con jóvenes y niños, escuelas de tiempo libre, clases para el apoyo escolar, grupos de formación para profesionales; son una pequeña parte de la actividad pastoral que la Iglesia actualmente lleva a cabo.

 Toda esta actividad refleja que la Iglesia es una gran familia que pone el tesoro de su tiempo al servicio de la formación, del acompañamiento, de la asistencia y de la atención de los que más lo necesitan, con cercanía, sean o no cristianos.

 

Pastoral penitenciaria.

 

2.504 voluntarios.

723 parroquias e instituciones colaboradoras.

 

Pastoral de la salud.

 

16.626 voluntarios y agentes.

63.000 personas enfermas y familias acompañadas en domicilio.

 

Actividad educativa. Enseñar para ser libres.

 

 

 El servicio de la Iglesia al desarrollo de la sociedad se hace visible también en la difusión de la cultura y el conocimiento.

 Con este impulso han surgido universidades, escuelas y colegios, seminarios y centros de formación. Millones de españoles de cualquier creencia y condición se forman en estos centros de España contribuyendo así al avance de nuestra sociedad y permitiendo su modernización.

 En estos centros, además de la enseñanza de los conocimientos propios de cada edad y de cada ciencia, se atiende a la dimensión espiritual del ser humano, que está abierto a la trascendencia y a la respuesta de las preguntas que dan sentido a la existencia.

 

2.600 centros educativos católicos.

1.468.269 alumnos

103.179 personal docente.

25.660 profesores de religión.

3.501.555 alumnos inscritos en clase de religión.

2.692 millones de ahorro al Estado de centros concertados.

15 universidades.

85.381 alumnos.

 

Actividad asistencial. La Iglesia con todos.

 

 

 La Iglesia encuentra en cada persona un reflejo de la grandeza de Dios y, por eso mismo, un ser dotado de toda dignidad y valor, que es merecedor de todo consuelo, de toda ayuda, de toda asistencia.

 La Iglesia católica, a través de una multitud de iniciativas de caridad, hace visible y concreto el amor de Dios a este mundo a través de comedores sociales, atención a las personas dependientes, atención a inmigrantes, menores, familias, cooperación al desarrollo, etc.

 Se atiende a las personas en todas las circunstancias de la vida humana, prestando especial atención a las personas que están en situaciones de dificultad, soledad y exclusión.

 No importa la cultura, la religión ni la condición social de quien está necesitado de ayuda. El único criterio de ese servicio prestado es el de la humanidad.

 

9.062 centros sociales y asistenciales de la Iglesia.

4.738.469 personas fueron acompañadas.

2,8 millones de personas atendidas en centros para mitigar la pobreza.

108.000 personas orientadas y acompañadas en la búsqueda de empleo.

84.000 personas mayores, enfermos crónicos o discapacitados atendidos.

160.000 inmigrantes recibieron ayuda.

74.000 familias acompañadas en centros de orientación familiar y ayuda infantil.

16.000 personas recibieron asesoría jurídica.

18.000 drogodependientes atendidos.

10.800 niños y jóvenes atendidos en centros de atención y tutela.

32.400 mujeres acompañadas y ayudadas en centros para promoción de la mujer, atención a las víctimas de violencia.

 

Cáritas:          81.917 voluntarios.

                     2.179.958 personas en exclusión social atendidas en España.

 

Manos Unidas: 5.146 voluntarios.

                     608 nuevos proyectos de cooperación en 57 países.

 

Actividad cultural. La belleza de la fe.

 

 

 Más de veinte siglos de presencia de la Iglesia han dejado en nuestro país un rastro de monumentos, catedrales, iglesias, etc. que constituyen un valioso legado.

 Este patrimonio se orienta a la vivencia de la fe cristiana pero también sirve para el desarrollo de la cultura y repercute en el bien común de toda la sociedad en términos culturales y económicos.

 Las Edades del Hombre, Las Jornadas Mundiales de la Juventud o los festivales de música sacra o cine espiritual, por ejemplo, son expresión visible de la importancia cultural de la Iglesia.

 Millones de personas participan cada año en alguna de las peregrinaciones, celebraciones de Semana Santa y fiestas populares de carácter religioso en nuestro país.

 

La Iglesia atiende a:

 

18 bienes Patrimonio de la Humanidad.

78 catedrales.

3.072 bienes de interés cultural.

 

El impacto económico de los bienes inmuebles:

En el PIB de España:

 

22.620 millones € impacto total.

11.170 millones € impacto directo. (49%)

6.450 millones € impacto inducido. (29%)

5.000 millones € impacto indirecto. (22%)

 

Impacto en términos de empleo:

 

225.300 empleos totales.

160.000 empleos impacto directo. (71%)

37.800 empleos impacto inducido. (17%)

27.500 empleos impacto indirecto. (12%)

2,17% del PIB de España en 2014.

 

Impacto de las celebraciones y fiestas religiosas.

 

9.900 mill € impacto total PIB España

5.200 mill € impacto directo. (52%)

2.600 mill € impacto inducido. (27%)

2.100 mill € impacto indirecto. (12%)

 

134.000 empleos totales.

97.000 empleos impacto directo. (72,4%)

21.700 empleos impacto inducido. (16,2%)

15.300 empleos impacto indirecto. (11,4%)

0,95% del PIB de España 2014.

 

¿Con qué lo hacemos? Recursos de las diócesis.

 La Iglesia realiza su labor con la entrega de muchas personas.

Además de las aportaciones económicas, la Iglesia se sostiene con el callado ofrecimiento de miles de personas que voluntariamente dedican parte de su tiempo a la labor de la Iglesia.

 

5,4 millones de horas de voluntarios.

8,3 millones de horas catequesis.

1 € empleado en la Iglesia rinde como 2,26 €

 

                   2007      2008      2009      2010      2011        2012        2013        2014  

Importe asig: 241.320 252.600 249.900 248.600  247,100  248.521   246.911   250.261

(Total mill. €)

Nº declarac.:   6,958     7,195     7,260     7,455      7,357       7,339      7,269       7,292

Fav. IC (mill)   

 

Ingresos de las diócesis españolas:

 

37% aportaciones voluntarias de los fieles.

23% asignación tributaria.

21% Otros ingresos corrientes.

11% Ingresos patrimonio y otras actividades.

6% ingresos extraordinarios.

2% necesidades de financiación.

 

Gastos de las diócesis españolas

 

26% acciones pastorales y asistenciales.

26% conservación edificios y gastos funcionamiento.

6% aportación a centros de formación.

11% gastos extraordinarios.

12% retribución personal seglar.

19% retribución del clero.

 

¡Gracias!

 

 La Iglesia agradece a todas aquellas personas que han colaborado de alguna manera en la realización de su labor. Con su tiempo, su trabajo, su conocimiento y sus recursos, y marcando la X a favor de la Iglesia, y con el deseo de seguir contribuyendo en el futuro.

 

 

"... si no puedo pagar las buenas obras que me hacen con otras obras,

pongo en su lugar el deseo de hacerlas

y cuando estos no bastan, las publico;

porque quien dice y publica las buenas obras que recibe,

también las recompensará con otras, si pudiera..."

 

 

            El ingenioso hidalgo

                                               Don Quijote de la Mancha